En junio, recogida del olivo

Si hablamos del cultivo del olivo, junio es un mes muy interesante para el desarrollo de
la futura aceituna. Habiendo tenido un cuaje notable, ahora es el momento de
equilibrar el balance nutricional del olivo y aportar toda la energía necesaria para el
desarrollo final de los frutos. Desde ahora y hasta el mes de septiembre, hay que regar
los olivos y eliminar los tallos que crecen en los troncos y que impiden que llegue la
savia a las ramas y a los frutos. Incluso, en ocasiones, es necesario volver a abonar el
suelo.