Aceite y superstición

¡Hoy es viernes 13!

Considerado un día de mala suerte y superstición en la mayor parte de las culturas anglosajonas, aprovechamos para conocer algo más sobre una de las mayores supersticiones relacionadas con el aceite.“Derramar el aceite trae mala suerte”, decían nuestros abuelos, a menudo realizando extrañas formas de ex conjuro y mirando con pesar la servilleta manchada que, por aquel entonces, no podía valerse de la fuerza desengrasante de los modernos detergentes.

Sin duda, muchas creencias alrededor del aceite tienen su origen en el importante papel que desarrolla en las religiones y en su estrecha relación con lo sagrado. En hebreo, Cristo se denominaba machiah (ungido) y, en la liturgia cristiana, el uso del aceite en los sacramentos desempeña una función determinante.

Antiguamente, también los reyes franceses eran consagrados a través de una unción con aceite milagroso, que se decía había sido traído por una paloma a San Remigio, cuando bautizó a Clodoveo.

Y tú, ¿eres supersticioso?