Beneficios principales
del aceite de oliva virgen

Contribuye a reducir el nivel de colesterol LDL «malo» ya que el aceite de oliva posee un alto contenido de ácidos grasos monoinsaturados.

Ayuda a mantener los huesos sanos, evitando que se fracturen y reduciendo la posibilidad de sufrir enfermedades óseas.

Con el paso del tiempo el corazón, arterias y venas van sufriendo un proceso de envejecimiento. El aceite de oliva contribuye a mantenerlo joven y a prevenir enfermedades cardiovasculares. Ver artículo de Predimed (Prevención con Dieta Mediterranea): Primary Prevention of Cardiovascular Disease with a Mediterranean Diet Supplemented with Extra-Virgin Olive Oil or Nuts.

El aceite de oliva y una dieta rica en frutas y verdura, actúa de forma muy positiva en la prevención de la hipertensión arterial e infartos.

Un estudio publicado en British Journal Clinical Pharmacology revela que la oleouropeína (una sustancia presente en el aceite de oliva) puede reducir los niveles de glucosa en sangre tras las comidas, lo que contribuiría a reducir la posibilidad de padecer diabetes.

Mejora la capacidad sexual, tal como revela este estudio publicado en la revista European Heart Journal.

También el aceite de oliva es beneficioso en el proceso de cicatrización de las heridas, según revela este estudio del aceite de oliva elaborado en la Universidad de Jaén.

El aceite de oliva es rico en vitaminas A, D, E y K.

Es imposible poder mencionar todas las bondades del oro líquido en una sola selección de la web, pero esperamos que esta información sea de valor para tí.

Si deseas mantenerte informad@ sobre las numerosas propiedades del aceite de oliva o sobre el aceite de oliva en general (recetas, estudios recientes, etc), visita el Blog de The Green Gold Olive Oil Company